Windows 10 está cerca del final de su vida útil, si tenemos en cuenta que Microsoft va a centrarse en el desarrollo de la siguiente versión. De hecho, se espera que reciba soporte técnico hasta 2025. Es completamente lógico teniendo en cuenta que Windows 10 se lanzó en verano de 2015 (sí, nosotros también nos hemos sentido viejos al leerlo). Es por ello, que Microsoft también quiere enfocarse en Windows 11 y ha mostrado una serie de consejos para optimizar tu rendimiento en juegos.

Actualizar el sistema operativo suele ser una decisión controvertida, dado que hay ventajas y desventajas con este cambio. Y es que, con la llegada de un nuevo sistema operativo, hay cambios y características adicionales, al tratarse de un SO más moderno. No obstante, la clara desventaja en estos casos siempre recae sobre lo nuevo que es, la gran cantidad de bugs y errores y lo poco optimizado que está en comparación a un sistema operativo veterano. Esta situación ya ocurrió cuando estábamos usando Windows 7 durante años y apareció Windows 10 para sustituirlo, algo que echó para atrás a mucha gente al inicio. Ahora, experimentamos un déjà vu al querer cambiar de Windows 10 a Windows 11,

Recomienda desactivar la virtualización para ganar más FPS en juegos

Plataforma de Máquina Virtual Windows 11 Desactivar

Windows 11 no es perfecto, de hecho, está lejos de serlo, aunque hay que decir que está más pulido que cuando se lanzó inicialmente. Eso sí, a pesar de que actualmente sea una buena opción, eso no quita el hecho de que su última actualización 22H2 provocó caídas de rendimiento en juegos y stuttering. Si bien el problema parecía afectar únicamente a los usuarios con tarjetas gráficas NVIDIA y se solventó actualizando GeForce Experience, ha hecho mella en la reputación de Microsoft. Es por ello, que la compañía ha publicado un par de consejos sobre para ganar más rendimiento en juegos empleando Windows 11.

Curiosa forma de empezar por parte de Windows recomendando desactivar la Plataforma de Máquina Virtual (VPM), un componente fundamental para que funcione la virtualización, siempre que la hayamos activado previamente en la BIOS. Para desactivar la VPM y por ende la virtualización y ganar algo de rendimiento extra en juegos, habrá que:

  • Seleccionamos Inicio de Windows y en el cuadro de búsqueda escribir “Funciones de Windows”. Tras esto, en la lista de resultados seleccionaremos Activar o desactivar las funciones de Windows.
  • En la ventana de “Características de Windows”, buscaremos y desactivaremos la Plataforma de máquina virtual (Virtual Machine Platform)
  • Finalizamos clicando en Aceptar y reiniciamos nuestro PC.

Microsoft aconseja desactivar la integridad de memoria en Windows 11

Integridad de memoria Windows 11 Desactivar

Con tan de ganar un extra de rendimiento en juegos con Windows 11, Microsoft va un paso más allá. Y es que, la compañía ha aconsejado que desactivemos la integridad del código protegido por el hipervisor (HVCI) o también llamado integridad de memoria. Esta se encarga de ayudar a evitar que los atacantes inyecten su propio malware o código malicioso y a la vez, ayuda a garantizar que todos los controladores del PC están firmados y son fiables. Dicho de otra forma, Microsoft recomienda desactivar una función que deja nuestro PC más vulnerable.

Aunque tampoco hay que tomárselo como algo realmente negativo, pues si lo recomienda Microsoft en su página web oficial, tan malo no será. De hecho, ya se descubrió hace tiempo que la integridad de memoria activada baja el rendimiento de Windows 11 en juegos. Por ello, si queremos desactivarla tendremos que seguir estos pasos:

  • Seleccionamos Inicio de Windows y escribimos en el cuadro de búsqueda “Aislamiento del núcleo”. Tras esto, elegimos Aislamiento del núcleo en la lista de resultados.
  • En este apartado de aislamiento del núcleo, desactivaremos la Integridad de memoria ignorando la advertencia de seguridad
  • Reiniciamos el ordenador.

Eso sí, tras todo esto, recomienda que solo desactivemos esta característica temporalmente, cuando vayamos a jugar. De hecho, recomienda a todos los usuarios que utilicen el PC para trabajar que tengan la integridad de memoria activada, para garantizar la mejor seguridad. Respecto al rendimiento que se gana en juegos con Windows 11, las cifras son pequeñas, pues un usuario asegura que desactivando estas opciones pasó de 36,5 FPS a 37,2 FPS en Microsoft Flight Simulator.